Dulce Venganza

2021 – 2022

Tengo un rencor de larga data contra Émile Zola. La miseria y la minuciosidad quirúrgica con la que extirpa hasta el último atisbo de esperanza de su narración me demuelen. Leí Germinal en la escuela secundaria y me abrumó la historia dura e intransigente. Me mantuve alejado de su obra hasta principios de los 90 cuando leí L’Assommoir que me sumergió en la desolación. Una sensación de desesperación y desolación me acompañó durante días después de terminar el libro.

Nunca tuve la intención de volver a su trabajo hasta febrero de 2021 cuando, durante una rara salida, me topé con una copia en ruinas de Germinal en la nieve. Lo recogí y, por la mañana, supe por qué: esta iba a ser mi dulce venganza contra Zola.

En un gesto lúdico e irónico, decidí negar el contenido original de la obra maestra clásica llenando el espacio entre cada página del libro con tonos vibrantes para infundirles esperanza y una virulenta alegría de vivir. Mi objetivo era cambiar la experiencia del libro a través de la estética, agregando colores alegres e incluso brillo (escondido en el centro del libro) donde no había nada más que pesimismo y fatalidad. Luego corté formas audaces de este material resultante y las convertí en una serie de grandes anillos de sensibilidad estética camp.

Como arcoíris que se convirtieron en talismanes contra el Covid, la serie Dulce Venganza exprime el blues de Zola. ¡Va a estar bien!

Montreal, 18 de abril de 2021.

Dulce Venganza, anillo #1
Dulce Venganza, anillo #2
Dulce Venganza, anillo #3
Dulce Venganza, anillo #4
Dulce Venganza, anillo #5
Dulce Venganza, anillo #6
Dulce Venganza, anillo #7
Dulce Venganza, anillo #8
Dulce Venganza, anillo #9